26.1.06

Felicidad

Podrían regalarme una casa, un auto y ofrecerme millones, podrían regalarme el mundo y todas sus riquezas, hasta ofrecerme la luna, pero nada me haría más feliz que me regalaras una sonrisa, una simple y hermosa sonrisa, esa sonrisa que llena de vida el lugar en el que estas, esa sonrisa que ilumina mi día y hace de este mundo el mejor lugar para vivir, esa sonrisa por la cual ya nada más es importante